martes, 31 de julio de 2012

Azotando en familia

Autor: Fer

Esto del spanking siempre ha tenido un tufillo familiar, hoy animo a todos los spankers a azotar a nuestra prima más conflictiva, la prima de riesgo.

Es una parienta de la cual hace unos meses nadie sabía nada, ni los más conocedores del árbol genalógico y hoy no nos da más que disgustos y quebraderos de cabeza.

De paso rendimos homenaje a eljueves esa revista satírica que nos hace pasar unos buenos ratos.

domingo, 29 de julio de 2012

Humanidades



A lo largo de los últimos años he sido instruido en el noble arte del Spanking por el Maestro Fer.

Hemos compartido largas conversaciones sobre el Spanking, y sobre la base de ellas, yo he ido construyendo mi propio juicio de valor sobre el humanismo que hay detrás de tan fascinante forma de vida.

Poco a poco fui elaborando mis propias conclusiones, y fui descubriendo la conectividad entre el spanking y las ciencias de la conducta humana.

El spanking es un reflejo innato ante comportamientos incorrectos y fuera de tono.

Los spankers somos una especie de modernos Cruzados.

Nuestra cruzada, es la lucha contra la indisciplina y las crisis de valores.
Nuestras armas, la palma de la mano, el látigo, el rebenque, la pala de paddel…
Nuestro objetivo, las nalgas de todas aquellas que creen que pueden desafiar a las leyes del buen comportamiento.

A los largo de los próximos meses, iré desgranando toda la filosofía humanista del Spanking en diferentes artículos que iré publicando.

Y no me temblará el pulso para azotar emocionalmente a las Damas de la Alta Sociedad, a las Casadas, a las Solteras, a las Separadas, a las Poligoneras, a las Sindicalistas, a las Funcionarias, a las Políticas…

Como dice el Maestro, se acabó el buen rollo!!!!

sábado, 28 de julio de 2012

Esta semana Marita recomienda

Relatos de azotes
Historia real: El spanking mas duro de mi vida
" Un fantástico regalo de cumpleaños"



           Eros
           A ceros grados con Grey
           Otra crítica negativa para Grey


     Azotes son amores...
     Erika Lust y las 50 sombras de marras
     A Marlowe no le gusta nada la crítica anteriormente citada y te cuenta sus motivos

         Mitos, fantasías y realidades
         ¡Hasta siempre!
         Una dulce despedida


        Al teu costat ...
       Totalmente teva
       Esencia de sumisión


    Nik zula spanking art
    Olympics
    Zula, ¡¡artistazo!!


    Undercover
    Hair brush spanking
    Consejo: mejor el cepillo de pelo que el de la ropa!!

               Heart and soul
               Chastising naughty girl
               Otro uso para la escoba




Eve (aportación gavi)




viernes, 27 de julio de 2012

La imagen del día

Autor: Marita Correa
source: paper images

Me encanta el  resultado final que deja mi señor sobre mis nalgas, cuando me quedo a solas, pasaría horas mirando su obra ante el espejo, él es el artista y yo soy su lienzo, no me gustan que desaparezcan, al contrario, quisiera que permanecieran ahí hasta nuestro próximo encuentro, Y hasta me irrita que tenga que ser un secreto, el dice que así debe ser, ya que los demás no podrían entenderlo, pero yo quiero que el mundo entero sepa que yo soy su musa, su spankee y que le pertenezco.

jueves, 26 de julio de 2012

La imagen del día


Autor: Marita Correa

Si estuvieras aquí sería la chica mala que te gustaba que fuera. Sería impertinente, deslenguada, fastidiosa, todo aquello que te hiciera perder la paciencia, todo que me llevara a ser agarrada del pelo y arrastrada hacía la habitación. No haría falta que fueras muy duro,  unos simples moratones serían suficiente para recordarme lo que le pasa a las chicas malas. Me harías que pusiera boca abajo sobre la cama y empezaría a sentir ese temor que me corta el aliento, subirías mi falda y bajarías mis bragas, y el sonido del cinturón saliendo de las presillas de tu pantalón me haría humedecerme. Entonces sentiría el cinturón al caer  sobre mis nalgas desnudas y vulnerables. No pasaría mucho tiempo antes de que empezara a llorar, primero en silencio, después de una forma desgarrada, y sintiendo como todos mis miedos se van desvaneciendo y comenzaría a sentirme relajada y segura.  En un momento llegaría el perdón, las caricias, los besos, y el desenfreno.

 ¡¡Si estuvieses aquí!!


martes, 24 de julio de 2012

Azotes entre iguales




Autor: Lucia

Supongo que para algunas spankees resulta excitante la idea de ser castigadas por un spanker que tenga sobre ellas cierta posición de ventaja. Es decir, que la autoridad venga claramente representada por un rol clásico, un jefe, un profesor, un guardia de tráfico, etc., etc.

No es mi caso y no creo en eso de "de ese agua no beberé. Para mí, la autoridad del spanker debe venir de su mano. Quizá no sea tan simple, porque empieza en la actitud, antes que en la mano.

Si, ya sé lo que podéis estar pensando. Muchas spankees tenemos la necesidad de ser corregidas, ya sea por comportamientos erróneos, o por actitudes que nosotras mismas sabemos nocivas, pero que seguimos teniendo.

Me pregunto... ¿para esto necesitamos una figura que actúe desde un plano "de superioridad"? Pues no.
De eso puede en cargarse un amigo, por ejemplo. Nada tan provechoso como una charla con un amigo-spanker que, desde el cariño, nos hace reconocer que no estamos actuando correctamente. Que nos diga unas cuantas verdades de esas que todo el mundo necesita oír de vez en cuando, y lo haga porque le importamos. Y le escuchemos porque sabemos que le importamos. Y a continuación, se pacte la aplicación de un correctivo adecuado y enmendador, que para eso somos spanker y spankee. Nada de roles. Pura realidad. Pero no hay que dejar de lado el juego. No del todo.

Hablando ya de roles y juegos, a mí por ejemplo no me excita nada la típica historia del error que comete una secretaria y entonces su jefe le da cita cuando los demás se han ido para ajustar cuentas. Será porque cuando a mi me ha regañado mi jefe solo he sentido cierta rabia ¡qué se habrá creído el muy incompetente! Ahora, imaginemos otra situación .Llegamos tarde y hay un compañero que espera a que le relevemos, sale tarde por nuestra culpa y llega tarde a una cita importante. Jo, es que lo sentimos mucho, que vergüenza, si pudiéramos compensarle de algún modo...Pero nos dice, molesto, que no le valen las disculpas y que le parecería adecuado discutir el asunto en privado. Avergonzadas, aceptamos esa cita privada, en la que se nos aplicará un castigo adecuado: Unos azotes que recibiremos en parte con vergüenza, en parte con algo de miedo, y en parte encantadas de la vida, claro.

La verdad, a mi esta fantasía me parece más interesante que la del jefe.

En la vida, a veces nos pasamos de la raya. Con el vecino de plaza de garaje. Con el que va detrás en la fila del super y al que dejamos parado media hora mientras vamos a por ese importantísimo paquete de galletitas saladas del que nos hemos acordado cuando ya nos están pasando la compra. Y nos colamos en el bus (hay que pillar asiento con ventanilla, por supuesto).Luego está esa preciosa camisa roja que destiñe un poco y queda tan bien si la tendemos chorreando sobre la ropa del vecino.

Supongo que a una spankee siempre le viene bien que le recuerden que es preciso tener consideración con los demás.

Esas malas rachas que todos tenemos... Una empieza el día con mal pie y a media mañana ha discutido con la pareja, con los hijos, la suegra, el vecino, y ese pesado que tuvo la osadía de llamar al número equivocado cuando tan ocupadísima estaba una. Un "hasta aquí" seguido de una buena azotaina nos ayudaría de vez en cuando a tomar la vida con más calma y a ser más tolerantes con los demás.

Por otro lado... ¡qué bien sienta ser corregida afectuosamente! Y además, sin que sea porque el spanker ejerce una representación de autoridad. A mi me gusta estar en las rodillas del spanker porque yo he querido que ejerza esa autoridad porque yo se la he cedido, y nada más. Recibir el procedente castigo con esa mezcla de sensaciones que lo acompañan: Vergüenza, porque sé que me lo he ganado. Dolor (los azotes me gustan en serio). La incertidumbre de no saber cuando acabará, porque no tengo el control en ese momento. Y placer. Para mí, el momento intermedio de una azotaina es como cuando una está tomando un helado delicioso y se complace en lo ya saboreado, pero también en saber que quedan muchas cucharadas por delante. No sé, sin duda, para muchas spankees es algo muy excitante ser azotadas por un spanker que ejerce el rol de profesor, guardia... Nada que objetar, pero, para mí, lo mejor es estar sobre las rodillas de un spanker que tiene únicamente el poder que yo le he cedido. Sentir que mis nalgas alcanzan elevadas temperaturas mientras escucho la regañina correspondiente y saber que esto ocurre porque yo he decidido que ocurra así. Me encanta sentir, oír, ver... Me encanta que ese igual haya dejado de ser un igual durante un rato porque yo he decidido poner mis culpas y ponerme en sus manos. Oír como se me comunica el castigo que se me va a aplicar de inmediato es ya algo increíble. Cuando estoy en el rincón frotándome furtivamente las nalgas doloridas... Cuando voluntariamente me inclino sobre un sillón para recibir el resto del castigo… Son momentos mágicos. Únicos. Irrepetibles.









sábado, 21 de julio de 2012

Esta semana Marita recomienda

Yo, yo mismo y Fronk
Y ella contestó...

Fronk nos presenta a su dama y nos comparte un texto escrito por ella, impregnado de belleza, entrega y emociones verdaderas

La lectura es sin duda todo un placer, aunque a veces las vacaciones sean el único momento para disfrutar de ella

Hablando de lecturas, te recomiendo juego sucio, lujuria, ternura, placer…  Uff, yo que tu lo no me lo perdería, indiferente seguro que no te deja

Admirable la foto y por supuesto la exquisita descripción que Nellie hace de ella

Tarzán "ataca" de nuevo
      Las inglesas enloquecen con 50 sombras, parece que se conforman con poco!








viernes, 20 de julio de 2012

Flash back de azotes

Autor: Marita Correa

Para mí el spanking era solo una fantasía, algo que había sentido desde niña, un secreto que jamás pensé compartir  y mucho menos que pudiera hacerse realidad,  por eso supongo que tardé tanto en entrar en internet e investigar sobre el tema.
Cuando al fin lo hice, Azotes y nalgadas ya llevaba varios años en activo, así que imaginad mi cara cuando lo descubrí, para mí supuso el comienzo  de mi “nueva vida”, por eso, estos días que estoy de descanso y me siento nostálgica, quiero aprovecharlos para volver a releer este blog  que tan buenos momentos me ha dado, aquellos artículos de Fer y de los distintos colaboradores, los comentarios de los lectores, las fotos, los dibujos y todo aquello que hacía que me pasara el día pegada a la pantalla del ordenador.
Espero que la elección de los posts elegidos sean de  vuestro gusto y que los nuevos spankos que entran en estas páginas por primera vez, disfruten tanto al leerlos como lo hice yo. También admito sugerencias, si queréis que se vuelva a editar algún artículo en especial que os resultara interesante, simpático, excitante o todo ello junto, solo tenéis que decírmelo.
Así que para empezar os dejo el primer post, el que dio comienzo al  primer blog de spanking en español y que 7 años después sigue adelante con la misma ilusión y energía que el primer día. 

miércoles, 2 de marzo de 2005
Lo reconozco, megustan los azotes.


Sí señora, sí señor, es cierto, lo reconozco, me gustan los azotes, las nalgadas, el spanking, los chirlos, la fesée... ¿hace falta que diga que deben ser entre adultos y con previo consentimiento? Me gusta darlos en lindos culos femeninos, me gusta verlos como los dan, me gusta hablar de ellos, me relaja pensar en ellos, me gusta soñar con ellos...

Tal vez a ti te pase lo mismo que a mí y que a muchos miles, me atrevería a decir millones de personas que les gusta dar o recibir azotes, los más privilegiados les gustan ambas cosas y les dan nombre de interruptor en inglés o sea "switch", en la realidad o en la imaginación.

Si esto es así o simplemente eres curioso o curiosa y, claro está, mayor de edad de acuerdo a las leyes de tu país, bienvenida o bienvenido a este blog.

Firmado Diez

jueves, 19 de julio de 2012

Transporter

video

Para mi una escena altamente erótica con un delicioso toque de dominación, sumisión que hace que sea de alto voltaje. 

lunes, 16 de julio de 2012

Jeux de dames cruelles 1850-1960 (I)


Autor: Marita Correa
Siguiendo con el arte del desnudo, hoy os quiero hablar sobre el libro, El juego de las Damas Crueles del escritor Serge Nazrieff.
Una amplísima colección de fotografías de spanking y bdsm entre mujeres, también podemos encontrar bondage, enemas, y otras filias sexuales como el juego del pony.
Estas fotografías datan de 1850, y son sin duda todo un tesoro histórico para los amantes del spanking y del arte erótico en general.
Os dejo aquí una pequeña muestra, que espero que os guste








domingo, 15 de julio de 2012

Papi, papi si me lo pasé muy bien en los Sanfermines

Autor: Fer

La fiesta de los Sanfermines o de San Fermín en Pamplona lanzada al estrellato por Ernest Hemingway es uno de los acontecimientos de masas más desmadrados de España. Como se sabe, el plato fuerte de la fiesta es que hay una serie de personas, llamadas "mozos", que corren delante de toros bravos a lo largo de casi un kilómetro. Algunas veces los toros los alcanzan y de vez en cuando muere alguno.

Pero mientras tanto en la ciudad, que es una de las más conservadoras de España, no en vano se dice que "follar en Pamplona no es pecado, es milagro" se producen todo tipo de excesos a lo largo de la cálida semana del 7 al 14 de julio. Evidentemente las señoritas corren riesgos terribles.

¡Nunca en tan pocos días ha habido tantos motivos de azotes! La spankee que bebe más de la cuenta, la que hace cosas de las cuales luego se arrepiente, la que publican su foto en el Facebook y la ve su futuro empleador, tomando la decisión de no contratarla... Mucha disciplina se tiene que impartir en esta orgía pagana.

San Fermín, patrón de Navarra, es quien debe cargar, para eso es un santo, con el sanbenito de tener una fiesta tan alocada a su nombre. Pese a que el santo, si se me permite la irreverencia, tiene cara de buena persona pero de ser un hombre muy estricto, algo así como un spanker serio. Riau-riau y pobre de mí se canta al final de tanta fiesta. Debe ser el hígado de los participantes que sobreviven a las corridas, de todo tipo, que desde lo más profundo de sus transaminasas soprano entonan estos desgarrados cánticos.





Esta reflexión es aquí ilustrada con fotos que muestran la faceta erótico-festiva de esta gran locura. La luz es muy potente en los primeros días del mes de julio, el alcohol corre literalmente y la gente ya va a excederse en todo. La mayoría de las fotos son de un gran fotógrafo, Jordi Cohen, especialista en todo tipo de ceremonias, fiestas o aquelarres humanos.