domingo, 11 de septiembre de 2016

Blog de Relatos de Azotes

Autor: Fer

El Blog de Relatos de Azotes es tan antiguo como este y aporta el valor de la imaginación o algunas veces de la realidad que nunca deja de superar a la ficción.

Te voy a recomendar el último relato allí publicado cuyo título es El Informe y cuya autora es la joven y rebelde Patty Look que ahora se mete en problemas con su Jefa.


Como aperitivo aquí va el inicio:

Avril se encuentra en pijama muy concentrada en el sofá con los cascos puestos escuchando música a tope mientras juega entusiasmada a la Play 4. Estaba tan metida en el juego de pelea que no se da cuenta que su chica acaba de entrar en la casa, por lo que cuando Lara se acerca pega un bote del susto y dice:
A: joder, que susto me has dado, no te esperaba tan pronto- le dice mientras se dan un dulce beso en los labios.
L: cielo, no es tan pronto, de hecho llego media hora más tarde, ¿no has visto qué hora es?
A: walaaaaa, que tarde es ya, ¡¡pensaba que era antes!! Bueno, termino esta partida y lo dejo.
L: ¿llevas toda la tarde jugando? ¿No tenías unos informes que hacer urgentes?
A: Sí, pero los haré cuando termine, no te preocupes.
Sigue leyendo aquí...

viernes, 9 de septiembre de 2016

Al Tío Fer


Hoy es 8 de setiembre, cumpleaños de Fer Forever, o sea, de mi tío Fer. No me extraña. Tenía que haber un 8 en su vida. Yo, como soy una adelantada (además de olvidadiza) lo saludé ayer, 7 de setiembre. ¿Cómo me lo agradeció? Pues como era de esperarse del mejor y más querido Spanker latino, sacando a relucir el mundialmente reconocido Reglamento del Spanker, de su autoría, y que en su artículo primero (y único, dicho sea de paso) reza: “Toda spankee será severamente castigada”.

Conocí al tío Fer en el grupo de yahoo “Nalgadas y azotes” en el año 2005. Recuerdo que me presenté con mi primer relato y él, con conocida generosidad y su ojo avizor, me invitó a formar parte del staff de su flamante blog “Spanking en español: Azotes y Nalgadas” en el que estuve escribiendo hasta que abrí mi propio blog.

Hoy quiero rendirle un homenaje, humilde y pequeño para lo que él se merece, pero es lo que está a mi alcance. No hablaré del ser humano (que es maravilloso, generoso, bondadoso, y todos los “oso” positivos que se puedan imaginar, sin olvidar que es un caballero en el más amplio sentido de la palabra, siempre está impecable y es… ¡guapo, guapísimo de la muerte! Y con ese aire garboso, con esa estampa de caballero maduro, con esa voz de…). Ejemmm… como decía, no les contaré nada a pesar de que mi mente me traicione.

El tío Fer es un caballero español, maduro y conservador. Como debe ser un Spanker que se precie de conservar la pureza, el buen nombre y el perfecto comportamiento de las damiselas de todas las edades. Su alma pundonorosa se siente más calma en otoño e invierno, donde las spankees se ven obligadas a ir cubiertas, manteniendo la virtud y el recato a salvo. En cambio, llega la primavera y su ojo vigilante debe ponerse en guardia porque las hormonas se alborotan y las niñas comienzan a quitarse las prendas con total desparpajo y ligereza. Y más vale no hablar del verano, donde en vez de ir a la playa cubiertas con un bañador entero y decente, pierden todo sentido de la compostura y aparecen con esas escandalosas tangas mostrando toda su piel. “¿Y luego no quieren que uno las regañe?”, pregunta indignado el tío Fer.

Él sabe que a sus sobrinitas spankees nos gusta ir ligeras de ropas, fumar, tomar tragos con mucho alcohol, provocar a los Spankers y disfrutar de la noche. Eso sí: a las 10 de la mañana, como mucho, nos acostamos a dormir, modositas y desnudas, para estar preparadas para volver a la juerga. Pero él estará siempre allí, esperándonos con su mano preparada y su cinto afilado para darnos el merecido castigo.

Sí, sí. Él se ocupa de nuestra educación enviándonos a los mejores colegios: Hijas de la Correa Perpetua, Hermanas del Dildo Divino, y sobre todo el fundado en su honor, las Fernandinas de la Perdida Virtud, donde las spankees somos educadas según su Reglamento y sin excepción.
En su cumpleaños (no voy a decir cuántos cumple, pero sepan que es un Spankosaurio, el mismo que le curaba los jamones a Cleopatra y en la Antigua Grecia siempre lo confundían con Apolo porque reunía belleza e inteligencia. Las diosas hacían fila para que las nalgueara… y algo más.) quiero desearle a MI tiíto Fer, no un año, sino muchas décadas de felicidad, rodeado del cariño de sus sobrinas, las spankees malportadas, y del respeto de esta web por su trayectoria.

Con todo mi cariño y respeto para mi tío adorado,
Ana K. Blanco

Nota: Publicado originalmente en Aldea Sado